La educación escolar en Francia

La enseñanza en el «collège»

El "collège" es un centro de enseñanza secundaria que recibe, sin necesidad de examen de acceso, a todos los alumnos que terminan la primaria, a partir de 11 años. Su principal objetivo es conseguir que todos alcancen la base común de conocimientos y competencias. Asimismo, prepara a los alumnos para continuar con sus estudios en la vía general, tecnológica o profesional.

Todos los alumnos reciben 26 horas de enseñanza semanal obligatoria que se divide en materias comunes disciplinarias (22 horas) y materias complementarias (4 horas), que adoptan dos formas y permiten abordar los contenidos de enseñanza de manera diversificada:

  • el acompañamiento personalizado (o AP) apoya la capacidad de aprender y de progresar, desarrollando la autonomía de los alumnos y distintas competencias transversales;
  • las materias prácticas interdisciplinarias (o EPI) tienen el objetivo de construir y de profundizar los conocimientos y las competencias mediante un enfoque de proyecto que lleva a una realización concreta, individual o colectiva.

El centro determina la distribución entre las enseñanzas complementarias en función de las necesidades de los alumnos y del proyecto pedagógico del centro. Esta debe ser idéntica para todos los alumnos del mismo curso. Además, los alumnos deben haber participado por lo menos una EPI a lo largo de su escolaridad, y haber disfrutado de un acompañamiento personalizado a lo largo del ciclo 4. En los «collèges» públicos, esta distribución viene establecida por el consejo de administración, tras el dictamen del consejo pedagógico. En los «collèges» privados concertados, vendrá determinada por el director del centro en concertación con los profesores.

Además, se pueden proponer materias complementarias a los alumnos voluntarios. Estas pueden ser:

  • un segundo idioma moderno extranjero o regional en 6º (cursos denominados «bilingües»);
  • las lenguas y culturas regionales (LCR) a partir de 6º;  
  • las lenguas y culturas de la Antigüedad (LCA) a partir de 5º;
  • una materia de lenguas y culturas europeas, basada en uno de los idiomas estudiados, a partir de 5º.

Ciclo 3 (consolidación)

El curso de 6º ocupa un lugar especial en el ciclo 3, ciclo de consolidación: permite a los alumnos adaptarse al ritmo, a la orientación pedagógica y al marco de vida del «collège», siempre en continuidad de los cursos de CM1 y CM2. Se presta particular atención a la recepción de los alumnos, a través de un trabajo común entre los profesores de CM2 y los del curso de 6º, con el fin específico de precisar la evolución de los requisitos metodológicos y de armonizar las prácticas de evaluación. Los alumnos continúan con el aprendizaje del idioma moderno extranjero o regional iniciado en primaria. En los cursos denominados «bilingües», empiezan con un segundo idioma.
En el marco de la educación prioritaria, todos los alumnos que entran en 6º disfrutan de un acompañamiento educativo para facilitar su adaptación al «collège» y enseñarle a ser autónomo en su trabajo personal, en clase o en casa.

Ciclo 4 (profundización)

El ciclo 4, ciclo de profundización, constituye la última etapa de la escolaridad obligatoria común de todos los alumnos: al finalizar este ciclo, los alumnos tienen que haber adquirido un dominio suficiente de los conocimientos y de las competencias definidas en la base común para proseguir su trayectoria de formación en buenas condiciones, cualquiera que sea la orientación que elijan. Durante este ciclo, la abstracción ocupa un lugar cada vez más importante, tanto en los conocimientos como en los procedimientos. Los alumnos aprenden poco a poco a hacer uso de su espíritu crítico y de su capacidad de juicio. El objetivo es desarrollar progresivamente su autonomía, tanto en el trabajo personal como en los proyectos colectivos en los que participan en clase o en la construcción de su pensamiento. En 5º, los alumnos eligen un segundo idioma moderno extranjero. Además, pueden seguir materias complementarias, facultativas, dedicadas a las lenguas y culturas de la Antigüedad (LCA), a las lenguas y culturas europeas (LCE) o a las lenguas y culturas regionales (LCR). El ciclo 4 también es el ciclo de preparación de las primeras elecciones de orientación.

A petición de las familias, los alumnos pueden disfrutar de una organización específica de las materias en el marco de un curso de 3º denominado «preparatorio de la formación profesional» (o «prépa-pro»). En particular, esta modalidad se dirige a los alumnos que deseen ponerse en acción para construir su proyecto personal de estudios en las distintas ramas de formación. Estos alumnos disfrutan de 216 horas anuales de descubrimiento profesional, que incluyen visitas de información, secuencias de observación o incluso prácticas de iniciación.

Los alumnos que, al entrar en el «collège», tienen dificultades escolares, pueden beneficiarse, en las especialidades de secciones de enseñanza general y profesional adaptada (SEGPA), de un acompañamiento personalizado, una adaptación de los ritmos de aprendizaje y programas de descubrimiento profesional. Al finalizar esta enseñanza en las especialidades descritas, que está basada en los programas y competencias objeto del «collège», los alumnos se presentan al certificado de formación general (CFG) que valida la adquisición de una parte de la base común y la capacidad para evolucionar en un entorno social y profesional, o incluso - para algunos de ellos - al DNB (Diplôme national du brevet).

Mis à jour le 09 octobre 2017
Partager cet article
fermer suivant précédent