La educación escolar en Francia

Primaria [espagnol]

Desde el curso 2008-2009, todos los alumnos reciben 24 horas de enseñanza por semana, repartidas en nueve medias jornadas. Durante las horas de enseñanza se organizan actividades pedagógicas complementarias (APC) en pequeños grupos para ayudar a los alumnos con dificultades de aprendizaje, acompañar a otros alumnos en su trabajo personal o llevar a cabo una actividad prevista en el proyecto del centro.

Preescolar :

Originalidad del sistema francés: los colegios de preescolar reciben a los niños antes de la enseñanza obligatoria, que empieza a los seis años. Aunque sea facultativo, se escolarizan en preescolar más de nueve de cada diez alumnos desde los tres años.

El principal cometido de la enseñanza preescolar es dar a los niños ganas de asistir a la escuela para aprender, afirmar y desarrollar su personalidad. Este tiempo de enseñanza establece los fundamentos educativos y pedagógicos sobre los que se apoyan y se desarrollan los aprendizajes futuros de los alumnos a lo largo de toda la escolaridad.

Ciclo 1 (primeros aprendizajes)

La enseñanza del ciclo 1 (ciclo de primeros aprendizajes) se organiza en cinco ámbitos de aprendizaje:

  • hacer uso del lenguaje en todas sus dimensiones;
  • actuar, expresarse, comprender a través de la actividad física;
  • actuar, expresarse, comprender a través de las actividades artísticas;
  • construir las primeras herramientas para estructurar el pensamiento;
  • explorar el mundo.

Se priorizan la adquisición del lenguaje y su enriquecimiento, el descubrimiento del universo de la palabra escrita y de los números y el aprendizaje de la «convivencia».

Escuela primaria

La enseñanza de los niños es obligatoria a partir de los seis años, lo que, sin embargo, no implica la obligación de asistir a la escuela.

Los programas de la enseñanza obligatoria priorizan el dominio de los conocimientos fundamentales, se apoyan en la lógica de la base común. Están elaborados por ciclos de tres años que tienen en cuenta la temporalidad de los aprendizajes y permiten una adquisición progresiva y continua de los conocimientos y de las competencias por parte del alumno.

Ciclo 2 (aprendizajes fundamentales)

La enseñanza del ciclo 2, ciclo de aprendizajes fundamentales, cuestiona el mundo. El dominio de los lenguajes, y en particular de la lengua francesa, es prioritario para consolidar las competencias de los alumnos para comunicarse y vivir en sociedad. Mediante la lengua, se trata de construir un vínculo entre las distintas enseñanzas y, con ello, dar sentido al aprendizaje. El ciclo 2 también es el punto de partida de la enseñanza de un idioma, extranjero o regional. Los alumnos aprenden a realizar las actividades escolares fundamentales que encontrarán a lo largo de toda su escolaridad, pero también a justificar sus respuestas y sus procedimientos de manera racional. Llevan a cabo actividades de memorización y de automatización de métodos y de conocimientos básicos y, al mismo tiempo, actividades de comprensión para ir accediendo progresivamente a conocimientos más complejos.

Ciclo 3 (consolidación)

La enseñanza del ciclo 3, ciclo de consolidación, aspira a estabilizar y a afirmar los aprendizajes fundamentales, particularmente en el dominio de los lenguajes, indispensable para los demás aprendizajes: lengua francesa, matemáticas, expresiones artística y corporal. Los alumnos van entrando progresivamente en las disciplinas escolares, con sus conocimientos, sus lenguajes, sus procedimientos y sus métodos específicos, los de la historia y la geografía o los de las ciencias y la tecnología; las capacidades de abstracción de los alumnos se acrecientan y estos empiezan a elaborar y a estructurar su pensamiento apropiándose de nuevos conocimientos. Así pues, el ciclo 3 supone una transición entre la primaria y el «collège», basada en la continuidad pedagógica y en la coherencia de los aprendizajes, al servicio de la adquisición de la base común de conocimientos, de competencias y de cultura.

Las nuevas tecnologías se ponen al servicio de las actividades escolares. Los alumnos adquieren puntos de referencia para comprender su utilidad y empezar a utilizarlas de manera adaptada.

La enseñanza tiene en cuenta la pluralidad y la diversidad de las aptitudes de cada alumno. Se desarrollan, además del razonamiento y la reflexión intelectual, el sentido de la observación, el gusto por la experimentación, la sensibilidad, las capacidades motrices y la imaginación creadora.

Cursos de recuperación

Como complemento a la ayuda personalizada, los cursos de recuperación van dirigidos a alumnos voluntarios de los dos últimos años de la primaria en Francia (CM1-CM2) que presentan lagunas importantes en lengua y matemáticas. Los cursos citados se distribuyen en tres períodos: una semana durante las vacaciones de primavera, la primera y la última semana de las vacaciones de verano. Tienen cinco días de duración, con tres horas de clase diarias adaptadas a las necesidades del alumno.

Actualizar 09 de octubre de 2017
Compartir este articulo
fermer suivant précédent