La educación escolar en Francia

Base común de conocimientos, de competencias y de cultura [espagnol]

La escolarización en preescolar, primaria y secundaria tiene que proporcionar a los alumnos una base común de conocimientos, de competencias y de cultura. Esta base presenta todo lo que un alumno debe saber y dominar al finalizar la enseñanza obligatoria. Reúne todos los conocimientos, competencias, valores y actitudes necesarios para culminar con éxito su escolarización, su trayectoria como individuo y como futuro ciudadano. La definición de la base común se apoya en la recomendación del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea en materia de "competencias claves para la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida".

La referencia para la elaboración de los programa

La base común constituye una referencia para la redacción de los programas educativos de la escuela primaria y el "collège". El texto reúne la totalidad de los valores, conocimientos, lenguajes y prácticas cuyo dominio permite a cada alumno finalizar con éxito su etapa escolar, continuar su formación, construirse un futuro personal y profesional, así como saber desenvolverse en su vida en sociedad. Define lo que todos los alumnos deben conocer al finalizar la enseñanza obligatoria.
Al respecto a los idiomas, los programas de enseñanza se han diseñado y redactado aplicando el "marco europeo común de referencia para las lenguas" (MCERL).

Las competencias de la base común

Se articula en torno a cinco ámbitos formativos :

  • los lenguajes para pensar y comunicarse (aprendizaje de la lengua francesa, de los idiomas extranjeros y, en su caso, regionales, lenguajes científicos, lenguajes informáticos y de los medios, así como los lenguajes artísticos y corporales); 
  • los métodos y herramientas para aprender (enseñanza explícita de los medios de acceso a la información y a la documentación, herramientas digitales, gestión de proyectos individuales y colectivos, así como la organización de los aprendizajes);
  • la formación de la persona y del ciudadano (aprendizaje de la vida en sociedad, de la acción colectiva y de la ciudadanía, mediante una formación moral y cívica que respete las elecciones personales y las responsabilidades individuales);
  • los sistemas naturales y sistemas técnicos (enfoque científico y técnico de la Tierra y del Universo; aspira a desarrollar la curiosidad, el sentido de la observación y la capacidad para resolver problemas);
  • las representaciones del mundo y de la actividad humana (comprensión de las sociedades en el tiempo y en el espacio, interpretación de sus producciones culturales y conocimiento del mundo social contemporáneo).

Cada una de estas competencias se ha diseñado como una combinación de conocimientos esenciales, capacidades para ponerlos en práctica en varias situaciones y actitudes indispensables a lo largo de toda la vida.

La evaluación a lo largo de la escolarización obligatoria

Las modalidades de evaluación privilegian la evaluación constructiva, sencilla y legible, que ponga en valor los progresos, fomente la motivación y aliente las iniciativas de los alumnos.

El libro de escolaridad único (Livret scolaire unique - LSU)

El libro escolar único, disponible en formato digital, permite hacer un seguimiento de las competencias escolares adquiridas por los alumnos desde el curso de CP (equivalente a 1º de primaria) hasta el curso de 3º (equivalente a 3º de la E.S.O.), de los 6 a los 15 años, incluso en caso de cambio de centro. De este modo, el dominio progresivo de la base común se comprueba a lo largo de toda la trayectoria escolar del alumno, en referencia a los resultados esperados y a los objetivos de formación presentados en los programas: durante el ciclo, mediante balances periódicos detallados, y al finalizar cada ciclo. Al final del ciclo 4, el diploma nacional del certificado (DNB) certifica el dominio de la base común.

El diploma nacional del certificado (Diplôme national du brevet - DNB)

Al final del ciclo 4, los alumnos se presentan al diploma nacional del certificado (DNB) que evalúa el nivel de dominio de la base común de conocimientos, de competencias y de cultura. Tiene en cuenta el control continuo, así como los resultados de tres pruebas:

  • una prueba oral sobre un proyecto realizado en el marco de un EPI o de una de las trayectorias educativas;
  • una prueba escrita sobre los programas de francés, de historia, de geografía y de educación moral y cívica (EMC);
  • una prueba escrita sobre los programas de matemáticas, de física y química, de ciencias de la vida y de la Tierra y de tecnología.

La superación del DNB certifica el dominio de la base común.

Para los alumnos que tengan dificultades en la adquisición de la base común se propone un programa personalizado de éxito educativo (PPRE). Dicho programa se impartirá en el "collège", siempre que se estime conveniente.

Actualizar 09 de octubre de 2017
Compartir este articulo
fermer suivant précédent